MENÚ
Consejos para mi boda / Destacados / Vídeos / Making of

Covid-19 «La nueva normalidad» y las bodas. ¿Cómo y en qúe nos afecta?

Parece que el sector más afectado fuese el hostelero, pero lejos de restar importancia y gravedad a su situación, os invito a reflexionar sobre nosotros los fotógrafos de boda

https://youtu.be/NP4txdAg3w8

En esta época que nos ha tocado vivir, parece que no nos queda otra alternativa temática que este virus que se ha entrometido en nuestras vidas. Le sucede a los informativos, a todos los medios en general, a cada sector laboral y a cada ciudadanos en particular. Procuramos cambiar el enfoque, buscar el lado positivo y sobrellevarlo lo mejor posible pero, como en la película “Atrapado en el tiempo”, al despertarnos, el dichoso virus sigue ahí y esta realidad cada día comienza a pesar más. Ahora, hablemos de “La nueva normalidad” y las bodas. ¿Cómo y en qué nos afecta?

La economía ya está sufriendo una profunda transformación:

En cuanto a los empleos, unos ganarán en prestigio (sanitarios y asistencia en general) y otros descenderán aun más en el estatus que ocupan actualmente.

Lo mismo ocurrirá con los diferentes sectores laborales: los que se adapten rápidamente a esta “Nueva normalidad” probablemente progresarán, sin embargo los sectores propios del modo de vida anterior al Covid-19 (bares, restaurantes, pubs, discotecas, grandes concentraciones de todo tipo…) están ya sufriendo mucho, e incluso corren el riesgo de llegar a desaparecer si no del todo al menos en el modo en que hasta hoy les conocemos.

LA NUEVA NORMALIDAD Y LAS BODAS

Oímos diariamente cómo el covid-19 está afectando a estos sectores vulnerables, pero poco se habla de lo muchísimo que esta afectando esta situaciones concretamente al sector de las Bodas. Parece que el sector más afectado fuese el hostelero, puesto que no dejamos de oírlo en los medios, en redes sociales, en la calle… pero lejos de restar importancia y gravedad a su situación os invito a reflexionar sobre nosotros los fotógrafos de boda.

Nosotros que nos sustentamos de un trabajo que se concentra en 5 o 6 meses muy concretos y que se desarrolla en lugares muy concurridos, donde abundan las aglomeraciones, las muestras de afecto, el cariño y todas esas características que han quedado prohibidas en esta nueva realidad. 

Sí, Realidad. Os invito a llamarla por su nombre y dejar de usar ese falso termino  “NORMALIDAD” puesto que esta situación tan desesperante para todos nada tiene de “Normal” para nosotros.

Así tendrías de saludar a tus familiares.

Bien es cierto, que el aforo en bares y restaurantes se ha visto recortado, que los horarios de venta se han visto reducidos y que las medidas de seguridad priman por encima de la necesidad humana. Pero cuando quieres comer fuera de casa siempre puedes sentarte en una terraza (en el caso de que no haya nuevo confinamiento), quedar dos veces en lugar de una con tus amigos para así poder estar con todos ellos, pedir comida para llevar si la terraza no es un lugar agradable para el invierno, pero… ¿Qué hay de las bodas? ¿Pondrías en riesgo tu salud o la de tus seres queridos?

¿Te casarías con las normas de seguridad y las restricciones impuestas a estos eventos?

La nueva normalidad y las bodas
Así sería tu beso nupcial.

Te cuento algunas de estas medidas para que te pongas en la piel de todas esas parejas que van a vivir esta situación, que la han vivido ya o incluso que tal vez tengan que vivirla una segunda vez dadas las circunstancias actualmente:

  • Listas de invitados a la celebración con un máximo de 100 personas
  • Menos asistentes a la ceremonia según aforo del lugar.
  • Uso obligado de mascarilla durante toda la celebración, por lo que en las fotos siempre saldrás con ella.
  • Una boda sin besos ni abrazos ya que está prohibido el contacto físico.
  • Tanto la copa de bienvenida como la barra libre serán sentados en mesas, con platos individuales.
  • Mesas más pequeñas para garantizar la distancia de seguridad entre los invitados.
  • Poca movilidad para todos, única y exclusivamente podrás moverte de la mesa para ir al baño, nada de saludar a otras mesas.
  • Sin barra libre de pie, por lo que el baile queda prohibido entre los invitados.
  • Toque de queda a la 1:00 pm, afectando a las bodas de tarde que apenas tendrán tiempo de cenar y tomar una copa digestiva tras ella.
La nueva normalidad y las bodas
Así te verías en el 80% de tus fotografías de boda

Estas son solo algunas de las medidas a tomar en cuenta el día de la boda, y os pregunto de nuevo: ¿Os casaríais así?, El 80% de las parejas dicen NO a este tipo de bodas que para nada se acerca a lo que habían soñado y preparado con tantas ganas. Por este motivo los ingresos anuales para muchísimos fotógrafos de boda este año han sido de 0€ y aún así seguimos teniendo que pagar autónomo, impuestos, facturas, hipotecas…

Aclaración importante

Hay algo más que me gustaría aclarar, en lo que creo que la gente está equivocada. En el mejor de los casos, esas bodas que dejamos de hacer en este año 2020 a consecuencia de la pandemia, cambiaron su año de celebración a 2021 significando esto que nuestros ingresos de 2020 fueron de 0€ como ya mencioné anteriormente. Pero eso no significa que en 2021 fuéramos a tener el doble de bodas e ingresos, Nuestro mes sigue teniendo los mismos fines de semana y si las parejas de 2020 los ocupan ya no hay fines de semana disponibles para nuevas parejas. Si las parejas decidieran casarse entre semana posiblemente si podríamos abarcar más trabajo pero todos sabemos que las bodas se seguirán celebrando igual, por lo menos en España.

La nueva normalidad y las bodas
Este será tu complemento Imprescindible.

Y para finalizar, aunque este tema tiene mucho de lo que hablar me gustaría responder a la pregunta que da título a este post: «La nueva normalidad» y las bodas ¿Cómo y en qué nos afecta? con mi propia reflexión y deseo.

Yo creo que actualmente Las bodas son un paciente más de las UCIs de este país, esperamos que sean fuertes y aguanten otro año más, pero caminamos bajo una incertidumbre abrumadora. Habrá que renunciar a mucho para volver a ver nuestro sector ser lo que era, que las bodas vuelvan a ser lo que eran y que la vida vuelva a ser maravillosamente complicada tal y como era, pero mucho me temo que si no estamos dispuestos a colaborar entre todos y a reinventar el mundo de las bodas llegado el momento (no sólo por los profesionales sino también por parte de las parejas) este sector nuestro posiblemente no llegue a salir de la UCI.

Fotografías: Envato

Scroll Up